cositas

arizona baby








.

quiereme aunque te quiera

.




-


.


.amen
.







sabina habla de gangrena en el corazon


y ya no escribo poesias


que el amor nunca me inspiro :


a veces quiero que me abandones


para empezar a escribir mejor




. .







Marina se abre paso entre un calor que mata hasta los sueños.
Sueños derretidos y niñas que cubren su rostro para no ver el fin del mundo...
Cuerpos desteñidos y manos que acarician y sonríen con los dedos....
(sonrisas dérmicas que se abren paso entre las grietas de mis brazos)

A los dieciséis años alguien me habló de Kant . conseguí entender su crítica de la razón pura, pero prefería a Platón y su mundo de ideas y eidolas (las imágenes de si mismos que los objetos emiten) aunque siempre me pregunté qué pasaba con nosotros...¿cuántas imágenes de uno mismo somos capaces de crear? Nadie habló de eso, de que somos como una cebolla con tantas capas que moriremos sin haberlas descubierto todas, nadie habló del juego de máscaras que nos traemos con el resto del mundo...nadie habló de ello no, al menos no lo hicieron en serio. Aún así, es cierto que nadie se acuerda de Platón..... termina el curso y sólo puedes citar a Ortega y Gasset con aquello de “yo soy yo y mis circunstancias”; la memoria es demasiado selectiva.
A los dieciocho me reinvento a mi misma con un sistema carente de piezas: el sistema es muy fácil, borrar y escribir encima. A los veinte me canso de borrar y simplemente escribo encima.

A los veintidós compro un par de libros al peso. Una novela de una escritora rusa y una edición de El Principito bilingüe, muy antigua : “ Si quelqu´un aime une fleur qui n´existe qu´a un exemplaire dans les millions et les millions d ´ etoiles ça suffit pour qu´il soi heureux cuand il les regarde. Il se dit: ma fleur est là quelque part”

Y a los veintitrés aún me gustan las lentejas y las medias verdes de Irma la dulce.






.


Para ser feliz hay que haber sido infeliz. Sin el aprendizaje del dolor, la felicidad no es sólida (...) No hemos sido preparados para la felicidad porque no estamos preparados para el dolor. Hemos crecido en la religión de la comodidad. Tenemos que saber quiénes somos y a quién amamos. Tenemos que estar agotados para vivir una historia inagotable (...) No sé lo que me reserva el pasado, pero sigo avanzando, en el maravillado terror, porque no tengo otra elección, avanzo, menos despreocupado que otras veces, pero avanzo de todos modos, avanzo a pesar de todo, avanzo y os juro que resulta hermoso.


FRÉDÉRIC BEIGBEDER "El amor dura tres años"






.
.
.
.



IDILIO EN EL CAFÉ

Ahora me pregunto si es que toda la vida
hemos estado aquí. Pongo, ahora mismo,
la mano ante los ojos -qué latido
de la sangre en los párpados- y el vello
inmenso se confunde, silencioso,
a la mirada. Pesan las pestañas.

No sé bien de qué hablo. ¿Quiénes son,
rostros vagos nadando como en un agua pálida,
éstos aquí sentados, con nosotros vivientes?
La tarde nos empuja a ciertos bares
o entre cansados hombres en pijama.

Ven. Salgamos fuera. La noche. Queda espacio
arriba, más arriba, mucho más que las luces
que iluminan a ráfagas tus ojos agrandados.
Queda también silencio entre nosotros,
silencio
y este beso igual que un largo túnel




.


me gusta caminar por una ciudad extraña, me hace sentir más libre que nunca. aquí puedo ser cualquiera, quien yo quiera: una estudiante de erasmus recién llegada de Trieste, una socióloga que recorre el mundo persiguiendo teorías, una escritora que va dejando poemas en los bancos de los parques y afirma no haber amado nunca, una violonchelista enamorada que siempre termina huyendo, una ludópata que colecciona nancys antiguas , unas asesina en serie que adora el té de vainilla.... y caminar...porque

las fachadas son la carta con el menú del día,mis pies son dos tenedores que arañan el alfalto, las glorietas son platos que rebaño con la mirada, las esquinas dibujan secretos y el mar...que lo impregna todo. ...
no tengo poesía para dejar caer hoy en este texto, pero creemé cuando te digo que los nombres de las calles son versos que riman y la ciudad se muestra como una mujer nadando en una pecera de almíbar...

este ultimo verso se lo robo a Nadja, que me ha enseñado a ser libre y a ver lo pequeño como algo enorme...
...








una tarde entera escuchando la misma canción



mariposas atrapadas en la caja torácica (segunda puerta a la izquierda, muy cerca del salón).



Poesía en cantidades demenciales.


Conversaciones telefónicas que alivian nuestras ganas


la sonrisa tatuada . el pensamiento que no acaba

que bonito, que precioso, que agradable todo....


(incluso la lluvia y el barro que tiñe los charcos)


pareces Dorothy haciendo equilibrios sobre el tejado de baldosas amarillas

pareces una loca jugando con una cerilla


nadie se fía :


prohibido por decreto ley que las personas enamoradas piloten aviones, conduzcan barcos y hagan operaciones a corazón abierto.


Las personas enamoradas deben pasar su enfermedad juntas, en casa. Con el teléfono cerca por si ocurre alguna emergencia y la cama preparada para los días de mayor incidencia de la enfermedad.


La sociedad agradecerá este gesto premiándoles, cuando la enfermedad pase, con un lote de clínex y la película Los puentes de Maddison (la sociedad considera que la historia de amor entre Clint Eastwood y Meryl Streep ayuda notablemente al proceso de recuperación. así es la sociedad).

aunque ya sabes.....

______________siempre hay excepciones que confirman la regla___________________










.

www.esperanzagonzalez.com

andan por aqui....