cositas











Cuando lloras, tus ojos marrones son tierra mojada.

Tus piernas dos calles que se aciertan desiertas ,

esperando las huellas de mis pasos dactilares ,

suplicando cicatrices, implorando las heridas que solo el deseo es capaz de arrancar:

tu cuerpo busca el dolor que mi boca no te da.

Quieres tener, como otras ya hicieron, tatuados todos mis mapas,

-el estigma del amante que camina en singular y rechaza los plurales-

prefieres mendigar mi amor en la brevedad de una caricia ciega

a pasar noches despierta sin un nombre que llevarte a los labios.





Besotuverso








.

3 comentarios:

Helenaconh dijo...

hola de noche...

la chica de las biscotelas dijo...

las huellas de mis pasos dactilares, eso me ha encantado!

dEsoRdeN dijo...

joder! Esos versos dejan huella...


www.esperanzagonzalez.com

andan por aqui....