cositas

Ella...que disfruta sorbiendo la última gota del café


que seduce a los dependientes del supermercado (sección de congelados)y , a través de la mirilla,espia a su vecino el raro ...ella que consumía paracetamol más de lo que debía y bebía más de lo que podía....


un día, se metíó en esa especie de fotomatón con cortina incluída, y eligió a su presidente marcando la casilla de partido ultraderecha escapando muy contenta y llevandose el secreto para siempre en su conciencia...



****************************


El mendigo entra en el comedor social, se acerca a una de las voluntarias y le pregunta: ¿tu me amas?



************

3 comentarios:

Helenaconh dijo...

no puedo merecer tanto...no sé a dónde ir o venir

Iván R. dijo...

No sé qué desayunas,
no sé qué comes,
no sé qué cenas,
pero...
te da superpoderes.
Yo también quiero !!!

dEsoRdeN dijo...

Es curioso que lo primeros pensamientos que me vienen ante personas como la votante son realmente tan de ultraderechas como los abominables personajes que me los provocan. Somos contradicciones andantes...

¿y el mendigo, la amaba a ella? ¿O el supuesto amor que pudiera creer sentir era en realidad la falta de afecto regenerada en gratitud?


www.esperanzagonzalez.com

andan por aqui....