cositas

Carta a mi Padre desde Toulusse

"cuando yo tenia seis años tu ya habías pasado de los treinta, pero tenias energía suficiente como para empujar mi bicicleta y saludarme desde lejos con los ruedines en la mano. tu me enseñaste a nadar, a leer y escribir mucho antes de empezar la escuela; me descubriste a Shakespeare y, algo de lo que siempre te estaré agradecida, la poesía.


quiero darte las gracias papá, por haberme enseñado tanto, por hablarnos en inglés a la hora de la cena, por regañarnos pero nunca castigarnos, por tu ironía para afrontar nuestros pequeños tropiezos, por haber sido un ratón fetichista de los dientes de leche o un rey venido de Oriente adicto a los polvorones y las copas de anís . Tampoco creas que me olvido de los juegos que preparabas para encontrar el tesoro perdido en el bosque y la infinidad de veces que me has repetido el nombre de todos y cada uno de los tipos de arboles que íbamos encontrando en nuestros largos paseos...

papá, gracias por ser tan generoso, tan bueno y tan honesto conmigo


gracias por mostrarme el camino sin soltar nunca mi mano....



te quiero "






nota al pie de escalera:

esta carta nunca busco la sintaxis o la metrica perfecta,

sencillamente

los pensamientos desordenados han buscado su guarida



.

2 comentarios:

la chica de las biscotelas dijo...

yo llevó unos dias preocupada por el mio.. el hombre más maravilloso que pisó la faz de la tierra...

dEsoRdeN dijo...

un texto muy bello, porqué las palabras sudan sentimiento puro...


www.esperanzagonzalez.com

andan por aqui....