cositas

.





se encontraron, sus soledades se ahogaron en aquellas copas de lambrusco que compartieron bajo la luz de las velas.

quiero besarte

pues hazlo- responde ella


sus besos escriben una historia en las esquinas de la ciudad


el corazon latiendo a trescientos kilometros por hora


las pupilas dilatadas


y.... esas mariposas......que volvieron en busca del calor del amor extraviado



Sonrien, no pueden evitarlo. se quieren, intentan ocultarlo . pero ya no pueden.



28.11.09


por las personas que aparecen para hacernos felices. derrepente. siempre



gracias









.






.

3 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Me encanta el lambrusco. Un beso nunca se pide, se da. Vivan las personas inesperadas... ¿te ha caído una de esas? :D

Recepcionista De Hotel dijo...

Aviso

La palabra derrepente no está en el Diccionario.

la chica de las biscotelas dijo...

en esta ocasión las mariposas se estrellaron contra la bombilla una y otra vez, como las palomitas... pero no lograron encenderla...


www.esperanzagonzalez.com

andan por aqui....